Presentamos a ustedes el compendio de los resultados obtenidos durante el ejercicio del  2018, un año caracterizado por un contexto macroeconómico internacional complejo, marcado por la desaceleración económica en los países latinoamericanos en los que adelantamos importantes proyectos y obras de desarrollo. Sus economías han sido impactadas por diferentes aspectos sociopolíticos, reducción de las inversiones y nuevas variables regulatorias, que pusieron a prueba toda  la tenacidad e imaginación de nuestro talento humano para enfrentar los escollos y transformaciones que se presentaron en estos mercados.

Al tiempo el sector energético colombiano enfrentó grandes desafíos  en el 2018;   la crisis  por  el aplazamiento de la puesta en operación de la primera fase de  Hidroituango  con la consecuente afectación en la  capacidad de generación prevista del sistema; el agotamiento de la Red y la reducción de la capacidad de transformación en algunas zonas del Sistema de Interconexión Nacional para dar  respuesta oportuna  a la demanda, imponen la urgencia de expandir el sistema con el desarrollo y ejecución de proyectos de energías alternativas como la solar sistema de almacenamiento de energía con baterías (SAEB), en aquellas zonas en las que según estudios de la UPME tienen  en Colombia  alta viabilidad para el desarrollo de proyectos de esta naturaleza, como son: Cesar, Magdalena y la Guajira, éste último con un potencial de generación de 57.000 MW.

Estos escenarios abren diversas posibilidades para la compañía, donde estaremos aportando toda la  experiencia y capacidad de innovación tecnológica que nos  caracteriza.